vendredi 9 janvier 2015

Dentellada N° 152- Los Pies Niquelados* en Charlie Hebdo

Traducido por María Pieda Ossaba, Tlaxcala
Original:
Les Pieds Nickelés chez Charlie-Hebdo
Al horror legítimo, la respuesta propuesta es, como de costumbre, la unión nacional, de Mélenchon a Le Pen, pasando por Sarkozy y Hollande. Los comecuras enviados el miércoles al otro mundo por los hermanos Kouachi debieron reírse al escuchar doblar las campanas desde las torres de Notre-Dame y de otros catedrales de la dulce Francia, hija mayor de la Iglesia. El Papa Francisco sólo tiene que iniciar el proceso de beatificación.
Permanezcamos razonables y planteemos algunas preguntas de sentido común acerca de la horrible matanza de Charlie Hebdo. Se nos dice que ha sido cometido por dos terroristas profesionales, que se comportaron de una forma técnicamente impecable. Primera pregunta: usted es un terrorista profesional, que se embarca en una operación comando con armas, capuchas y chaleco antibalas.  ¿Lleva su tarjeta de identidad? Usted deja el primer automóvil que utilizó  para continuar su fuga.  ¿"Olvida" usted su tarjeta de identidad en ese coche? Estamos soñando o estamos frente a un escenario de Pies Niquelados* versión 2015, revisados por Luz y sus compinches.
¿No le recuerda algo? A mí, sí: los famosos pasaportes de algunos terroristas del 11 de septiembre encontrados intactos en los escombros de la
Zona cero. O el coche alquilado por los hombres que supuestamente cometieron los atentados del 7 de julio de 2005 en Londres, y que pagaron con una tarjeta de crédito auténtica que permitió su identificación inmediata.
Chérif Kouachi, el menor de los dos hermanos, era  más que « conocido por los servicios de policía»: había sido encarcelado, juzgado, condenado, arrestado de nuevo, encarcelado, juzgado, declarado inocente. En resumen, figuraba en los archivos de los servicios de inteligencia desde hacía 10 años. ¿Por qué y cuándo dejaron de vigilarlo? El jueves por la mañana, Manual Valls dijo una frase que resulta sorprendente: «Estos individuos eran sin duda seguidos pero el riesgo cero no existe».
Dos preguntas más nos vienen a la mente: ¿dónde está el chofer del vehículo que condujo a los dos asesinos al lugar del crimen, para luego irse en un scooter? Al parecer, la operación no fue concebida como una operación suicida - una «ida sin retorno» - lógicamente el conductor tendría que haber esperado el regreso de sus secuaces para irse de nuevo con ellos.
Y por último: ¿y si la tarjeta de identidad de Saïd Kouachi hallada en el automóvil fuera sólo un señuelo diseñado para poner a los cazadores sobre una falsa pista?
Estas preguntas requerirían muchas otras, pero cada cosa en su tiempo. Esperemos el resultado de esta caza sin cuartel. Una de dos: o los hermanos Kouachi los detienen vivos o bien son finiquitados al final de la caza. En este último caso, llevarán su secreto a la tumba, como tantos otros antes de ellos,  de Khaled Kelkal  a Mohamed Merah. En el primer caso, se terminará, quizás, por conocer los detalles de este asunto. Digo «quizás » porque, como lo demuestran otros casos, los procesos de terroristas supervivientes permiten raramente establecer la verdad sobre las artimañas de los que  manejan los tinglados del terrorismo.
Mientras tanto, sería conveniente que aquellos que en Francia han expresado su emoción interpelen al ministro del Interior sobre lo que se aparenta a una negligencia criminal en la « protección » de Charlie Hebdo.
Feliz semana, a pesar de todo!
¡Qué la Fuerza del espíritu este con vosotr@s!
…y hasta la próxima!

*NdT : Los pies niquelados o chapados es el nombre de una serie de cómics creada en 1908 y retomada por varios  dibujantes durante el siglo XX y el siglo XXI, entre ellos Luz, uno de los dibujantes de Charlie Hebdo, sobreviviente de la masacre del 7 de enero. Ella pone en escena tres granujas, Croquignol, Filochard y Ribouldingue. La expresión Pies niquelados designa en francés personajes conspiradores y deshonestos, pero que carecen de seriedad y cuyas empresas acaban mal.
Enregistrer un commentaire