jeudi 5 juin 2014

Dentelladas N° 145 – Y un Borbón, uno, pero en las rocas, ¡por favor!

Traducido por María Piedad Ossaba, Tlaxcala
Su Majestad Católica Juan Carlos I, de Borbón, rey de España, de Castilla, de León, de Aragón, de las Dos Sicilias, de Jerusalén, de Navarra, de Granada, de Toledo, de Valencia, de Galicia, de Cerdeña, de Córdoba, de Córcega, de Murcia, de Jaén, de los Algarves, de Algeciras, de Gibraltar, de las Islas Canarias, de las Indias Orientales y Occidentales, de la tierra firme y de las islas del Mar Océano, Archiduque de Austria, duque de Borgoña, de Brabante, de Milán, de Atenas, de Neopatria, conde de Habsburgo, de Flandes, del Tirol y de Barcelona, señor de Vizcaya y de Molina, marqués de Oristán y Gociano, Soberano Gran Maestre de la Insigne Orden del Toisón de Oro, Gran Maestre de la orden real y militar de San Hermenegildo, Gran Maestre de la Real Orden de Isabel la Católica, abdicó el 2 de junio de 2014 en favor de Su Alteza Real Don Felipe Juan Pablo Alfonso de Todos los Santos de Borbón y Grecia, Príncipe de Asturias, Príncipe de Gerona, duque de Montblanc, conde de Cerbero y señor de Balaguer, príncipe de Viana, en calidad de heredero del reino de Navarra, el cual reinará bajo el nombre de Felipe VI.

Esta no es la primera vez que un Borbón de España abdica en favor de su hijo. Existen varios que lo antecedieron, el más curioso es el de Felipe V, llamado el Valiente, nieto de Luis XIV, que abdica el 14 de enero de 1724 en favor de su hijo mayor, Luis El Bien Amado. Pero el joven  murió de viruela ocho meses más tarde y papá retomó la corona por otros 22 años. Alfonso XIII, el abuelo de Juan Carlos, exiliado después de la proclamación de la República en 1931, había abdicado en 1941 en favor de Juan, el padre de Juan Carlos, que fue un rey sin reino ya que vivó en el exilio.
De hecho, la única gran novedad histórica de esta nueva abdicación borbonesca, es que fue anunciada por … ¡Twitter! ¡!!


Por lo demás, me acojo a la tradición establecida por el pueblo francés y que los súbditos
del Reino de España deberían reanimar: el solo buen Borbón es un Borbón  decapitado.

AEK, secretario perpetuo de la AABDG (Asociación de Amigos del Buen Doctor Guillotin)

¡Feliz semana, a pesar de todo!
¡Qué la Fuerza del espíritu este con usted!
…y hasta la semana próxima
 
Enregistrer un commentaire