vendredi 30 mai 2014

Dentellada N° 144 - De Kiev a Bogotá, los electores se quedaron con un palmo de narices

El mismo domingo, los electores ucranianos, colombianos y los de la Unión Europea votaron. A principios de esta semana es el turno de los egipcios de acudir a las urnas. De Kiev a Bogotá, pasando por Bucarest, Tolosa, Manchester, Rovaniemi, Kaunas, Wuppertal, Puerto Said y Giza, esta efervescencia  electoral  no entrañó y no entrañará ninguna verdadera sorpresa. En Egipto, el mariscalísimo  Sissi está seguro de ganar una elección falsa/ trucada / arreglada, cuya única función es la de proporcionar un barniz de legalidad a su golpe de estado contra un presidente electo. En Colombia, donde 6 de cada 10 electores no se desplazaron para  ir a deslizar su pedazo de papel en la ranura, se sabrá el 15 de Junio quien habrá ganado  la segunda vuelta, si Santos, el alumno y sucesor de U(bu)ribe o Zuluaga, alias "Z", otro alumno de U(bu)ribe.
Pero primero veamos a los dos ganadores más espectaculares de las Euro - elecciones: en Francia, Marina–la-Azul, en Grecia Alexis- el -Rosado. El Frente Nacional se convierte en el «primer partido de Francia» y Syriza en el «primer partido de Grecia». Cabalgando sobre la misma aversión ante el desastre de la política de los Euroburócratas , estas dos fuerzas políticas ofrecen discursos fuertemente divergentes: al nacionalismo anticuado tendencia «White power» (poder blanco ) renovado en neo-gaullismo posmoderno de la novilla marina se opone un internacionalismo socialista liberado de vanguardismo, dictadura del proletariado y de la lucha de clases, en definitiva , una variante renovada de la socialdemocracia, de la que el viejo Karl Marx dio la mejor definición histórica « La naturaleza específica de la social-democracia se resumía en lo que ella llama las instituciones republicanas como medio, no para suprimir los dos extremos, el capital y el trabajo, sino para mitigar su antagonismo y transformarlo en armonía » ( El 18 Brumario de Luis Bonaparte, 1852 ) .
Riber Hansson, Suecia, mayo de 2012
De manera general, un buen tercio de los electores de la Unión Europea – de los cuales el 56,89% se abstuvieron – demostraron con su voto que estaban cansados de la Europa tal como ella fue formateada en Bruselas, Luxemburgo, Estrasburgo y Berlín. Una alternativa real a esta Europa no vendrá de todos modos de las urnas. Mientras tanto, la Unión Europea va a ser gobernada por el tándem demócrata cristiano/social-demócrata, o, como ha titulado un diario italiano, el «gobierno Angela Renzi»
Abordo ahora el tema que más me molesta desde hace cierto tiempo: la elección presidencial en la santa Ucrania. Imagine que la víspera, esta elección fue precedida por una misa en la catedral Santa Sofía de Kiev, a la cual asistió el conjunto del Gobierno de facto resultante del golpe de febrero. El domingo por la mañana, Angie, François y Vladimir sostuvieron los tres, una pequeña conversación telefónica, en la que acordaron estar «interesados a que la elección presidencial en Ucrania se llevara a cabo de manera tranquila y pacífica» y sobre «la necesidad de intensificar las conversaciones entre representantes de la Federación de Rusia, la UE y Ucrania para resolver los problemas relativos al sector energético».
Estos problemas se pueden resumir de la siguiente manera: Ucrania tiene una cuenta pendiente con Rusia de aproximadamente 3.500 millones de dólares, es decir el importe de la factura impagada por los suministros de gas ruso. Los rusos están cansados ​​de esperar y amenazan, si Kiev no paga, cerrar las válvulas de los gasoductos. Si lo hacen, hay riesgo de que los ucranianos sifonen el gas ruso destinado al resto de Europa que pasa por su territorio. En otras palabras, los finlandeses, suecos, alemanes, húngaros, austriacos y muchos otros, arriesgan congelarse el próximo invierno si el asunto no se resuelve rápidamente. Una razón más para poner «el hombre adecuado» en el trono de Kiev.
La elección presidencial ucraniana tenía como función prioritaria santificar el golpe de estado de febrero contra el presidente Yanukovich  «cerrando legalmente el capítulo» con la bendición del Eje del Bien VBBPLW (Varsovia-Berlín-Bruselas-París-Londres-Washington).  Conscientes de la naturaleza ilegal del régimen provisional establecido en Kiev los titos y las tatas del Oeste estaban deseosos de repintar la fachada con los hermosos colores de la democracia electiva. Y para dorar la píldora ante el Kremlin, era necesario «el hombre adecuado en el lugar correcto. » Durante los meses de marzo y abril, se desarrolló un consenso: De ninguna manera Yulia, la sicaria neurópatao Klichko, el imbécil boxeador no debían convertirse en presidente. Para este último se encontró un premio de consolación: podría ser el alcalde de Kiev. No es peor que Schwarzie como gobernador de California. Los fachos de servicio Yarosh y Tiagnibok evidentemente fueron excluidos porque decididamente son impresentables. ¿Yatseniuk? Un poco paliducho y, sobre todo tiene una gran desventaja: es judío. Difícil de imaginar que los ucranianos envíen a un judío a la presidencia. Quedaba sólo Porochenko. Y ganó holgadamente a los otros 17 candidatos, que realmente no hacían peso frente a él. El caso es que el rey del chocolate tenía todo para gustarle a todo el mundo, o casi, o en todo caso a los que cuentan en el mundo. Y tras el anuncio de su victoria, todos expresaron su satisfacción, desde Rasmussen-el-Vikingo (OTAN) a Vlad, el ogro del Kremlin.
Porochenko, más que un oligarca, es un plutócrata, en el sentido dado por el diccionario: « Aquel que su riqueza lo hace poderoso, influyente políticamente. » En 2004 él mismo declaró: «un oligarca no es alguien que tiene dinero, sino el que utiliza su política de relaciones para eliminar la competencia». De hecho, Don Petro sería el opuesto, « alguien que utiliza su fuerza financiera para eliminar a competidores políticos».

Eslogan electoral: Chiti po-nowomu, «vivir de una manera nueva ». En otras palabras, no «cambiar la vida» sino «cambiar de vida». Un programa simple, que declinó en: «Vivir libres» («desde el primer año de mi Presidencia, los ucranianos podrán viajar libremente a la UE sin visado»: una promesa lanzada por Guy Verhofstadt, candidato liberal belga para la presidencia de la Comisión Europea y un gran hombre de influencia en el corazón de la bestia que él mismo llama el Imperio, a los manifestantes de la plaza Maidan en la noche del 20 de febrero de 2014); «vivir cómodamente» («Cuenten conmigo: yo sé cómo hacer dinero»); «vivir honestamente» («Voy a luchar contra la corrupción»); «Vivir en seguridad» («si quieres la paz, prepara la guerra», «los días del pacifismo excesivo han finalizado», «la adhesión a la UE nos ofrece una protección»). ¡Y he aquí todo! Simplista y eficaz.

Enregistrer un commentaire