lundi 4 août 2014

Dentelladas n° 147- Francisrael: importación/exportación con sentido único o Cuando el Likud dicta la ley en el Palacio del Eliseo, en el de Matignon y en la Plaza Beauvau*

Desde el inicio de la Operación «Strong Cliff» («Roca Sólida») o «Protective Edge» («Margen protector») por el ejército israelí – un ejército de verdaderos poetas épicos, además de ser el ejército de ocupación y agresión, más democrático y más abierto a la diversidad étnica y de género en el mundo – que, cualquiera que sea su nombre poético, cae en la categoría CGSTC[1], todos los gobiernos del BDO [2] – a la notable excepción de Túnez y Argelia – han manifestado una solidaridad inquebrantable con los agresores haciendo suyo el discurso de justificación de Israel a esta nueva agresión.
Invirtiendo burdamente la realidad, Netanyahu y su banda se presentaron, una vez más y como de costumbre, como las víctimas de los terribles barbudos que lanzan sobre sus cabezas una lluvia de cohetes que no matan (casi) a nadie. Esa mentira –cuanto más grande mejor pasa – ha sido tragada sin masticar por todas las cancillerías, de Ottawa a Canberra, pasando por París y Varsovia. Los gobiernos se encuentran pues todos en contracorriente respecto a sus opiniones públicas, que están mayoritariamente escandalizadas, conmovidas e indignadas por lo que ven en las pantallas.
Más de 1.200 víctimas inocentes de los llamados «daños colaterales» en 3 semanas es intolerable, no sólo a los ojos de los ciudadanos de izquierda, musulmanes o de origen árabe. El argumento de choque de Bibi & Co - «Hamas utiliza a civiles como escudos humanos, es responsable de las muertes que provocamos »- no se sostiene por un segundo. Su carácter absurdo fue magistralmente  demostrado por Uri Avnery, quien lo aplicó a Inglaterra bajo el blitz (bombardeo) alemán V2, remplazando a Hamas por Churchill (leer aquí).
De todas las capitales occidentales, es París que ha batido todos los récords de lameculismo. Los socialistas en el poder, comenzando por el trío Hollande-Valls Cazeneuve,  respectivamente Presidente, Primer Ministro y Ministro del Interior, han tirado por la borda todo principio, todo vestigio de decencia, toda solidaridad, para rendirle lealtad al Likud y a sus aliados en el poder en Tel Aviv, una fidelidad desvergonzada  que consiste en lustrar con su lengua las botas de Bibi & Co, adoptando medidas y haciendo declaraciones sencillamente inauditas. Ellos fueron más allá que cualquiera de sus predecesores en los últimos 20 años, reviviendo la siniestra tradición de un Bourgès-Maunoury transfiriendo tecnología nuclear militar francesa a Dimona en el Negev e instalando a Shimon Peres en una oficina en el Quai d'Orsay para supervisar la operación, o de un Guy Mollet enviando la aviación y los paras  a atacar el Canal de Suez junto a los boys de Su Majestad británica y de la aviación de combate israelí, la más democrática del  Oriente Medio [3].
Pero después de todo, no hacen más que seguir la vía trazada por Mitterrand, su Comendador convertido en estatua, cuyo fantasma sigue aconsejándolos. ¿Los ciudadanos franceses recuerdan que Mitterrand, elegido en 1981 con un margen del 3% contra Giscard, agradeció a quienes le había permitido ganar - el CRIF (Consejo representativo de las instituciones judías de Francia) para no nombrarlo - por derogar el embargo de ventas francesas a Israel instaurado por de Gaulle y por ser el primer presidente francés a realizar una visita oficial a Israel? A cambio, las organizaciones sionistas francesas mantuvieron un silencio respetuoso sobre el pasado «vichysta» de Tonton**.
Esta vez el trío élyséo-matignono-beauvauesco lo ha hecho muy bien, prohibiendo varias manifestaciones contra la agresión israelí en el territorio francés y haciendo condenar jóvenes a penas de 3 a 6 meses de prisión, en nombre de la «Lucha contra el antisemitismo» y la voluntad de «no importar el conflicto israelí-palestino en Francia». Argumentos tan absurdos como el de los « escudos humanos». Pero cabe preguntarse, ¿qué los llevó a obrar así?
Creo que he encontrado la respuesta: lo que se esconde detrás de la arrogancia de Bibi como detrás del estruendo y los chapoteos hollando-vallsescos (prohíbo-autorizo – prohíbo de nuevo), es una sola y misma cosa. ¿Qué tienen en común? ¡Adivínelo!
Llámelo como quiera. Miedo. Nervios. Tembladera. Los pelos de punta. La angustia.
Es un sentimiento, una sensación. Es algo oscuro, inexplicable, irracional. Cuando un animal o un ser humano lo invade el miedo, tiene tres alternativas, huir, atacar o hacerse el muerto. Los hombres de poder solferinesco *** vacilan entre estas tres actitudes.
Un poder habitado por miedo es peligroso porque, al no estar seguro de su legitimidad, está tentado a actuar de manera ilegal. Mientras es más consciente de las « buenas razones» para temer, recurrirá más a métodos perversos, el peor que usará será contaminar de su propio miedo a sus amigos, sus socios, sus aliados, sus enemigos y adversarios. Si no logra propagar su temor en el campo opuesto, se siente perdido y el rey termina desnudo. Esto es lo que le está sucediendo a Bibi & Co: ni Tony Blair ni el Mariscal Sissi - el dictador más democrático de la historia egipcia- ni los matones, del Rey Abdalá lograron transmitirles este virus a las organizaciones palestinas, ni a Hamas o a la Jihad Islámica, ni tampoco al Fatah del pobre Abu Mazeta, que parece haber recuperado finalmente la sensatez y haber comprendido que la colaboración con el ocupante, o más bien, el aplanamiento ante sus ojos, era tan mortífero para él como los misiles israelíes lanzados sobre Gaza. Y en cuanto al pobre John Kerry, es claro, tiene su bofetada de Bibi & Co [4].
En resumen, la estrategia del miedo- sinónimo exacto de «terrorismo» - fracasó en toda la línea: el pueblo de Gaza ha demostrado una resistencia que lo pone por lo menos en igualdad con los sitiados de Leningrado, del Gueto de Varsovia o de Sarajevo. Su blindaje no se llama «Cúpula de Hierro», pero si Sumud (resiliencia). Se destaca el factor decisivo de esta guerra monstruosamente asimétrica en la que los estrategas de Tel Aviv no pueden influir con ningún juego de prestidigitación cabalístico: el factor humano.
Y una vez desnudos Bibi & Co, el Gouda del Elíseo y su gauleiter**** catalán tendrán que volverse a vestir o reciclarse en modelos para el calendario 2015 de camioneras de Playgirl.
Profesor Doktor Ayman von  Kayman, experto del TPR (Tribunal Penal del riacho) en psicopatología de estos enfermos que os gobiernan, pobres humanos.
En bonus a continuación algunos vídeos que no requieren comentarios sobre el tema del "Import-Export" Francia-Israel, pero que responden a la pregunta: ¿quién importa y exporta qué?
Tel Aviv, 18 de noviembre de 2013


Israel, Julio de 2014
video
video
 ¡Feliz semana, a pesar de todo!
¡Qué la Fuerza del espíritu este con usted!
…y hasta la semana próxima
 Notas de la traductora:
*El Hotel de Matignon es la sede del Primer ministro francés, y en la Plaza Beauvau se encuentra el ministerio del Interior.
** CuandoFrançois Mitterrand estaba en el poder tenía un apodo conocido por todo el país: Tonton (Tío). Fue el periódico «Le Canard Enchainé» quien se lo dio. El origen vendría de un nombre de código que llevaba el expresidente durante la segunda guerra mundial.
 ***De solfériniano/a: Hombre (o mujer) bien insertado en el aparato del partido socialista (ubicado en calle Solférino en París).
**** Gauleiter fue el término en alemán utilizado por el Partido Nazi (NSDAP) para los "líderes de Zona" (Gau), que era la forma organizativa más grande del partido a nivel nacional.
Notas del autor:
[1]  CGSTCI : Crímenes de guerra servilmente tolerados por la comunidad internacional, un nuevo concepto original que viene a enriquecer el marco jurídico de protección de la TPPMM (Asesinos, Patentados Protegidos por los amos del Mundo)
 [2] BDO: Bloque Democrático Occidental, que comprende la Unión Europea y los Estados asociados (Marruecos, Argelia, Túnez, Egipto, Israel, Ucrania, etc.) América del Norte (Canadá, USA, Méjico), Australia, Nueva Zelandia y Micronesia. Podemos considerar Japón como miembro honorario del BDO, así como los japoneses eran "blancos de honor" en el África del sur del apartheid. En cuanto a Brasil, India y África del Sur, desde que son aliados de Rusia y China en el seno de los BRICS y votan mal en las Naciones Unidas, emiten un olor de azufre antisemita y por lo tanto antidemocrático, a menos que sea lo contrario…
[3] Cohete del Hamas o de la Yihad Islámica: máquina de muerte antisemita. Misil israelí: respuesta democrática y legítima al terrorismo antisemita (Flaubert, Diccionario de ideas recibidas, nueva edición revisada y ampliada, 2014)
Enregistrer un commentaire